viernes, 13 de febrero de 2015

''Soy feliz con cosas muy chiquitas''

La actriz protagoniza la miniserie “Fronteras”, que estrena mañana Telefe. Habla de su personaje, una pediatra, y de cómo encara su vida personal.


"Me encanta actuar", dice Isabel Macedo, y lo repetirá varias veces durante la entrevista, tratando de explicar algo tal vez inexplicable, como la vocación. De aquella Delfina malvada (casi de historieta) que interpretó en Floricienta hasta Laura, la conflictuada periodista de Guapas, pasando por la obesa y discriminada Jimena Benítez que buscaba venganza en Graduados, la actriz se ocupa siempre de lo mismo: disfrutar de lo mejor que tiene su oficio, la posibilidad de jugar a ser otro, de jugar a vivir otras vidas. Ahora es el turno de la médica pediatra Sonia Miller en Fronteras, la miniserie que se estrena mañana a las 23.30 por Telefe.

Te toca interpretar a una pediatra, y en un hospital de frontera ¿cómo fue entrar a ese mundo de la medicina?
Este personaje fue un cambio importante en muchos sentidos, pero sobre todo porque tuve que aprender cosas básicas que hace un médico habitualmente, e incorporarlas con naturalidad. Y lo hice con el mayor de los respetos por el compromiso que ellos tienen con salvar una vida. Yo admiro muchísimo a los médicos así que fue una historia espectacular para contar. Y para eso, con todo el elenco, nos juntamos mucho con la directora, Sabrina Farji, y con nuestra coach médica, Romina Rissolo, que también es pediatra y que nos fue enseñando todo: cómo entubar, cómo dar una inyección, de todo. Y eso lo trabajamos hasta el mínimo detalle, desde ponernos y sacarnos los guantes de látex de determinada manera, hasta cómo agarrar el instrumental para revisar a un nene, escribir las recetas. Además, grabamos en un hospital y nos cruzábamos todo el tiempo con casos, así que durante esos meses fuimos "médicos".

¿Sos impresionable con ciertos temas? 
No, por suerte, para nada, porque hubiera sido más difícil de encarar. Además, este personaje está en un contexto complicado, trabajando con escasos recursos. Acepta un trabajo en un lugar muy distinto al suyo porque siente que no la valoraron en su ámbito y decide irse. Y, a lo largo de los capítulos, se va modificando con todo lo que le sucede en esa lucha diaria por la falta de insumos. Es alguien que corre riesgos y aprende todo el tiempo. Me encantó hacer este personaje tan comprometido.

¿Te interesan los proyectos como éste en donde se pone el foco en una realidad tan dura? ¿Sentís que podés aportar algo llamando la atención sobre eso?
Sí, definitivamente. Yo, como actriz, soy muy sensible. Por suerte siempre me tocaron proyectos en los que puedo contar algo comprometido y trato de hacerlo con la mayor verdad posible. En Graduados fue con el tema del maltrato escolar; en Guapas con la imposibilidad de concebir hijos. Yo me involucro mucho con cada tema. Me emociona hacerlo, me resulta conmovedor. Con esta miniserie me la pasaba en mi casa, con el guardapolvo puesto diciendo palabras y conceptos imposibles, como para naturalizarlos, y sabiendo lo que quieren decir. Parecía una loca.


¿Te pasó alguna vez, como a la médica de la miniserie, eso de cortar con todo para empezar de nuevo? ¿Sentís que lo podrías hacer en algún momento?
Sí, es algo que me pasa todo el tiempo y creo que es algo que le sucede a todo el mundo, en escalas mayores o menores. Tal vez no tiene que ver con decisiones tan drásticas, pero sí con pequeñas decisiones cotidianas.

¿Estás contenta con tu carrera? ¿Hay algo que te gustaría hacer?
Me encantaría hacer más cine. La tele me fascina y es un ámbito en el que me siento muy cómoda, siempre y cuando pueda hacer lo que me gusta, que lo pueda contar como yo quiero para que la gente se sienta identificada. Y eso me cuesta un montón a veces. Ahora, en la miniserie me pasó que, en muchas escenas, yo lloraba. Y escuchaba: "corte". Y venía la coach médica a explicarme que ellos no lloran delante de los pacientes por más duro que sea lo que pasa, que eso sucede después, una vez que están en su casa, y se van a duchar, por ejemplo. Eso me costó muchísimo porque yo lloraba a mares.

¿Qué aprendiste de la experiencia?
Un montón, fue un gran ajuste de tuercas. Pero de todos los trabajos aprendo cosas. Siempre me quedo con lo mejor, y en este caso revaloricé el trabajo tan noble que hacen estos médicos. Después, si gusta o no lo que hago, es algo más personal. Pero yo trato de hacer todo con muchísima responsabilidad para que sea lo más verdadero posible.

Con el personaje de Jimena Benítez, tu imagen quedó en segundo plano y ahora, con el de la médica, sucede algo parecido: es alguien que no tiene tiempo para estar maquillada o producida. ¿Cómo te llevás vos, actriz y figura conocida, con tu imagen?
No me importa mucho, soy relajada con eso. Me gusta estar bien alimentada, sentirme sana. Para mí, lo físico no tiene ninguna importancia. Cuenta mucho más cómo hablás, como te movés, eso dice más sobre quién sos. Además, si algo físico no te gusta, se puede arreglar, sobre todo si se trata de alguien que tiene problemas, pero por lo demás, creo que lo importante es cómo te sentís, pasa por estar contento con la vida que tenés. Creo que hay cuidar la salud, no sólo en lo que comés, sino de quiénes te rodeás. Yo tengo a mis amigos que son los de toda la vida y me importa mucho mi familia.

¿Y con las relaciones amorosas?
Yo estoy bien cuando me siento bien conmigo, soy una chica tranquila, alegre. Soy feliz con cosas muy chiquitas que sólo me dan felicidad a mí. Y estoy contenta con eso. La opinión de los demás me da lo mismo. Esta es la única vida que tengo y la disfruto como me sale. Cada uno encontrará su manera.

¿Estás de novia?
Sí. Ahora estoy bien, re bien.

Pero Isabel no piensa contar detalles."Me interesa ayudar a los demás, cuando estaba en la secundaria iba a enseñar a leer y escribir, después visitaba chicos en hospitales, también tejo para regalar. Eso me da alegría y es la manera que encuentro para tratar de que todos estemos mejor porque esta es la única vez en que estamos".

Lejos de la ciudad y el glamour


La miniserie Fronteras, de 13 capítulos (que irá los sábados a las 23.30 por Telefe), dirigida por Sabrina Farji, fue rodada en escenarios naturales de Buenos Aires y Misiones. En la trama, filmada al estilo cinematográfico, Miller (Isabel Macedo), ante un ascenso que le niegan en el centro de salud donde trabaja, decide aceptar un puesto como pediatra en un hospital de frontera en la provincia de Misiones. Y allí se enfrenta a una realidad completamente distinta a la que estaba acostumbrada.En el elenco también actúan Raúl Taibo, Julieta Ortega, Fabián Mazzei, Matías Desiderio, Vanesa Butera, Lorenzo Quinteros, Juan Palomino, Juan Gil Navarro, Celina Font y María Ucedo. El guión, que también cuenta una historia de amor algo complicada en medio de los conflictos médicos que viven los personajes, fue escrito por la misma Farji en colaboración con Romina Rissolo (médica pediatra y coach de los actores), Ramiro San Honorio y Julia Scarone. La música es de Christian Basso y del grupo Tonolec.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario