miércoles, 12 de agosto de 2015

Isabel Macedo, diosa a los 40.





Isabel Macedo 
''Hoy mi novio es el hombre más importante de mi vida''

El 2 de agosto, bajo el signo de Leo, cumplió los 40. En un año que eligió estar lejos de la tele, se animó a posar por primera vez como modelo de ropa interior para Peter Pan.
Mientras desnudaba su cuerpo, también se animaba  a hacerlo con su alma. En una charla honesta e intensa, habló del amor por su novio - el polista Martín Tassara-, el paso del tiempo, la tristeza por la muerte de su papá y las charlas con su psicóloga, porque ''no sé proyectar, vivo el hoy''.






























Está conectada. Tiene la mirada fija en la cámara y todos sus movimientos son lentos. Da pudor mirarla cuando se saca la bata. Pasa de la seriedad a la carcajada en segundos, como si su gesto de sensualidad le diera risa.
Su cuerpo no tiene un gramo de grasa: puede prescindir del Photoshop, sin tener que pagar todos los meses la cuota del gimnasio. “No hice ejercicio ni dieta en cuarenta años”, dice.

Todas las frases de Isabel Macedo tienen un dejo de determinación. Así es ella cuando habla. Toma un té verde y lo acompaña con un sándwich de pan negro y queso. La conversación es intensa y honesta. Ella admite estar “un poco traumada por las entrevistas” y que no se siente cómoda cuando los periodistas indagan de más en su vida privada.

Su primer personaje en la tele lo interpretó en Ricos y famosos, en 1997. Pasó por Verano del 98, Floricienta, Botineras, Son de Fierro, Guapas y Graduados, programa que le valió el Martín Fierro como Mejor Actriz Protagonista en 2013.

Sin embargo, en el último año debutó como modelo de publicidad, y a sus 40 posó por primera vez en ropa interior. Peter Pan la eligió para presentar su nueva colección y la actriz de Multitalent Agency cumplió su labor con creces.

El ausente a la sesión de fotos fue su pareja, Martín Tassara (26), que acostumbra a acompañarla por pedido de ella. Están de novios desde principios de año, después de conocerse por amigos en común en Tequila, en Punta del Este. El polista tardó poco en conquistarla. Ella lo cuenta muy brevemente.

“Estoy re enamorada”, confiesa. Dicho eso, se sienta frente al grabador y responde con tal sinceridad que por momentos sus ojos se llenan de lágrimas. Envuelta en su bata blanca, mientras toma el té a sorbos, se entrega a la charla.


–¿Cómo te mantenés sin hacer nada de ejercicio?
–Tengo muy buena genética, la de mi papito.

–¿Qué hiciste primero: actuar o modelar?
–Creo que al principio fueron fotos, más de 17 años atrás. Pero al toque empecé a grabar, grabar, grabar... y no paré más. Esto de hacer campaña es muy nuevo: la de Ricky Sarkany, el año pasado; el comercial de Levité; el de Peugeot... Lo último fue una miniserie de cuatro capítulos para The Net Boutique. Lo tuve de compañero al Pocho Lavezzi y quedó alucinante. Y ahora esto de Peter Pan... Ya casi que me dedico sólo a la publicidad.




–¿Está bueno?
–Estoy fascinada. Es otra cosa, totalmente diferente. No sé cuál es la diferencia, pero está buenísimo: yo también actúo mientras hago eso.

–Llegaste a los 40 rodeada de amigas y enamorada. ¿Cómo lo vivís?
–Muy feliz. No sé si es justo lo que me imaginaba, pero estoy satisfecha por el camino recorrido. Me miro y digo: “Está bien, Isabel”.

–¿Cómo te imaginabas?
–No tengo ni idea. Igual, tampoco es tan importante. Me interesa más lo que me pasó y pasa en la vida real. Eso me hace sentir muy contenta y agradecida.

–¿La crisis de los 40 es real?
–No sé... Acabo de cumplirlos. ¿Cómo me vas a preguntar eso? Para mí es como si tuviera 23 o 25... Aunque tengo mucho más camino recorrido. Por lo único que volvería a los treinta y pico es para tener a mi papá... Pero eso no se puede... Mido sólo lo que tengo cuando lo puedo tocar: eso es lo verdadero. Me ocurre con todo: lo que voy viviendo, la ropa que tengo y el libro que estoy leyendo. Veo lo que hay en mi vida, no me invento cosas. No pienso en lo que no hay, veo sólo lo que existe.

- Cuando uno es chico, suele imaginarse una vida muy distinta a lo que luego sucede...¿Están cambiando esos estereotipos de personas?
- Pasa que yo nunca pienso en general, sino que casa uno recorre su camino. No pienso por ejemplo: ''Ah, a esta altura esa persona ya debería haber hecho tal cosa''. ¿A mi qué me importa? Cada uno hace lo que quiere, es quien quiere ser. Yo hago siempre lo que quiero para sentirme mejor en el momento. No sé cómo me imaginaba. Sé lo que tengo. Y así va bien...

- ¿Hacés la cuenta de todo y te ves bien?
- ¡Es que estoy viva hoy! ¿Qué sé yo si ahora salgo de acá y me pisa un auto? Vivo cada instante como si fuera  único. Ponele: este año decidí no trabajar, pero estoy haciendo esta campaña para Peter Pan. Para mi,es lo mas importante del año, porque lo estoy haciendo AHORA: toda mi energía tiene que estar puesta acá. Es lo único que tengo y existe para mí. No sé si se entiende lo que sigo, pero así soy con todo: no sé a la mañana qué voy a comer a la noche, porque es de día; sólo dentro de unas horas vamos a ver qué pasa- No puedo pensar de otra manera.

- ¿Por qué creés que sos así?
- Lo hablé un montón con mi psicóloga. Siempre le digo: ''no sé proyectar''. Me impresiona que todo el mundo sepa qué va a pasar...Yo soy la única que no.

- ¿Qué contesta tu psicóloga?
- Dice: ''¡Gracias a Dios! Es fascinante lo que te pasa''. Hay gente que se junta, se reúne en grupos religiosos, para poder vivir el ahora. Y yo soy así desde los 12 años. Mi mamá siempre me recuerda que cuando preguntaba qué queríamos comer, yo no podía contestar: ''No sé. Son las cinco de la tarde. Primero tomemos el té. Ciando termine te voy a decir si tengo hambre'', era mi respuesta.

-Cambiando de tema, se te nota enamorada.
- Re. Ser amado siempre colabora. Que venga un amor, en cualquier momento de la vida, es bueno para todo.

- Te toca acompañar a Martín en sus viajes. ¿Cómo te sentís en la tribuna viendo un partido de polo?
- Está buenísimo. Todavía no entiendo mucho de polo, pero si lo acompaño un montón. Es parte del construir, ver qué hace el otro, saber cómo es...A mi también me divierte que él venga conmigo, porque así comprende de qué se trata. Así haces que el otro forme parte de tu vida.

- ¿Lo llevas a tus producciones de fotos?
- Si, obvio.

- ¿Le gusta el ambiente?
- Le gusto yo



- ¿Te acercó a los caballos estar con él?
- Si. No era algo que yo tuviera a mi alcance en mi vida cotidiana. Capaz, me quedó un Pequeño Pony adentro de un baúl de recuerdos. Ahora tengo una yegua que se llama Guapa, porque nació justo el año pasado, durante el programa.

- ¿Qué te dicen en la calle los que sólo te conocen de la televisión? 
- Cambia un montón según el papel que me toque. Por ahí me toca interpretar personajes fríos, menos condescendientes...Esas características te alejan del publico. Si lo actuas bien, la gente relaciona a la persona con el personaje. Gracias a Dios, se ve que yo lo hice bastante bien, porque durante mucho tiempo fui muy hostigada por la calle, ¡jaja!

- ¿Te gusta la popularidad que te da la tele?
- Me encanta. Todos estos últimos años fueron un regalo. Me tocaron personajes divinos, como el de Graduados, el de Guapas o el de Fronteras, que era una medica. Ahora se achico mucho la brecha con el publico y el personaje. Eso es nuevo, no lo había vivido antes.

- ¿Hoy el personaje esta más cerca del espectador, decís?
- Si. También te acercan mucho a las redes sociales. Pero después, como te ve el otro ya no es responsabilidad mía. Yo no se como me ven, no tengo ni idea y no ando preguntándoselo a la gente.

- Se dan cuenta de que en la vida real no sos ''la mala''...
- Me dicen: ''Ahh, al final eras re simpática. ¡Teníamos un miedo...!''. Y yo contesto; ''Bueno, si me pagas te pongo cara de culo''

- ¿Los hombres te piropean mucho?
- Lo único que me importa es lo que le parezca a mi novio

- ¿Cómo te sedujo?
- No sé qué decirte, tenés que ser él. No me interesa describirlo. Si puedo decir que lo conocí en un momento muy triste de mi vida. Martín me da mucha alegría, una alegría que de otra manera no podría tener, porque extraño mucho a mi papá. Así que él es el hombre más importante de mi vida. ¡Y chau!. Me hiciste llorar. Ahora me voy.


Revista Gente






No hay comentarios.:

Publicar un comentario